Poesía de barra. Un bar de poemas.


ISBN:

CDU: 

Editorial:

Cod. Edit.:

Título:

Autor:

Ilustrador:

Colección:

Año de publicación:

Edición:

Lengua de publicación:

Lengua original:

Encuadernación: 

Núm Pág.:

Medidas:

Estado:

 

PVP:

978-84-96755-31-4

821.134.2-1

A Fortiori Editorial

AF2010039

Poesía de barra. Un bar de poemas.

Varios

.

Las causas perdidas  

Bilbao, 2010

Castellano  

Castellano

Rústica

96

170mm x210mm

Existencias en almacén


9,50 euros

Resumen: Usar y tirar es una característica de nuestra sociedad, a la par que nuestra cultura de cafetería ha ido siempre acompañada de ese otro anhelo por verter los fugitivos pálpitos del momento sobre pequeños trozos de papel.

Esta forma de expresión iguala a quienes somos capaces de vivir y sentir intensamente. Trazar sobre una servilleta de papel o sobre un posavasos nuestros sentimientos y emociones, es uno de los modos más naturales de exhibirnos en lugares comunes, al alcance de cualquiera. Poemas efímeros, volátiles. Poesía de barra que no conocerá la posteridad si no es recogida y expuesta a vuestro paladar.

En un bucle infinito nos proponemos el reto de devolver a lo permanente y duradero, el valor de lo efímero y transitorio, y transgredir su condición de fugaz, perpetuándolo en esta publicación.




La propuesta comenzó a cuajar en el XV Encuentro Internacional de Editores Independientes, de Punta Umbría. Y a esa convocatoria nos respondió aquel Baile del Sol que fue convertido en un Atrapasueños en el Taller del Hechicero, cuando apareció por Chichimeca el Cangrejo pistolero que arrasó el único Espacio Nómada que nos quedaba.

 

En aquella Palestra de Vandalía, los Juglares cazurros fueron capaces de imaginar La Más Bella Lata, arrebujada junto a la Galleta del Norte y la llevaron en Volandas hasta el árbol de Poe.

 

Ahora sabemos que es posible. Los Contenedores llegaron cargados de Voces del Extremo y en la Factoría del Barco, con el Costurero de Aracne, tejíamos la Última Canana de Pancho Villa y se la enviábamos a Merz Mail. Pura vida.

 

Nos bullía la Huevera dentro de la Olla Exprés intentando enredar la Poesía en la Distancia con nuestras Entretelas, cual Imanes Permanentes. Eclipsados, los Libros de la Frontera huían por la Única puerta a la Izquierda, en esa Quimera de Ediciones que experimentamos con los Reflejos de una Luna llena de libros.

 

Fuimos, A Fortiori, capaces de hacer Tábula rosa a esa Cinta de Moebius, como si de Arte extemporáneo se tratara, susurrándonos al oído el Aullido del poeta.

 

Y siguieron otras convocatorias y este es el resultado de una selección realizada con más o menos fortuna.

 

 

 

y a vuestra salud.