Un poemario de Isabel Martín y una novela de Fermi Cañaveras, en la agenda de La Vorágine

Gracias, Guillermo Salbona.

Un poemario de Isabel Martín y una novela de Fermi Cañaveras, en la agenda de La Vorágine

Guillermo Balbona
GUILLERMO BALBONA Santander

La programación de la librería La Vorágine, espacio de cultura crítica, regresa con el nuevo año a través de la voz de «poetas que nos remueven, memoria de las olvidadas entre las olvidadas». Mañana jueves, a las 19.30 (aforo limitado con inscripción previa) tendrá lugar la presentación del nuevo poemario de Isabel Martín, ‘Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa’.

Martin «te engancha con la palabra y te deja ahí, un poco a la deriva». En este caso es el trabajo de «una mujer comprometida, que se encara con valentía a los mundos pasados, a nuestro presente y nos invita a soñar un futuro más inclusivo, más respetuoso y más justo». Un segundo poemario editado por A Fortiori Editorial.

Además, el viernes 21 está prevista la segunda convocatoria con la presentación de ‘Putas de campo’ la novela de Fermi Cañaveras. En el acto, asimismo a las 19.30, la autora estará acompañada por María Toca (La Pajarera Magazine). «Me van a matar y no voy a poder contarle al mundo lo que hacen aquí con las mujeres», pensó Isadora. María es una joven estudiante de Historia. Una mañana de resaca de un viernes cualquiera encuentra una foto de Isadora en la que tan solo se le ve el pecho; en él, unas palabras tatuadas». ‘Putas de campo’ es una novela histórica basada en hechos reales en el que su autora Fermi Cañaveras realiza un viaje al pasado de las más olvidadas.

El libro (Molinos y gigantes editora) es fruto de cuatro años de investigación y, sobre todo, es un homenaje a todas las mujeres borradas de la historia. Nacida en Torrenueva, la narradora vive a caballo entre Madrid y Ciudad Real. Tras un viaje a Polonia y una visita a Auschwitz, sintió la necesidad de contar lo que sucedió en los campos de exterminio, sobre todo a las mujeres. Es en 2014 cuando empieza a indagar y a centrarse en Ravensbrück, situado a 90 kilómetros de Berlín, un campo para mujeres, uno de los más duros y siniestros, el gran olvidado.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.